Yemaya y Shango: Patakíes, Características, Hijos y Más

Yemaya y Shango forman parte de los orishas de la religión de los yoruba, originada en África en un pequeño pueblo, de donde comenzaron a expandirse todas las creencias y la cultura que esta religión alberga.

Aunque se hable de estos dos orishas de forma conjunta en varias ocasiones, debes recordar que cada uno juega un rol distintivo. Si quieres conocer más te invitamos a seguir leyendo.

¿Quién es Shango y Yemaya?

Yemaya es la madre de crianza de Shango, quien fue producto de un incesto entre Yemmu y su hijo Aggayú Solá, por lo que fue la misma Yemmu que le dio su hijo a Yemaya.

Yemmu siempre pensó que Shango sería mejor criado por Yemaya y en un mejor entorno, lo cual fue cierto. Sin embargo, al ser mayor, este le exige a Yemaya la verdad y esta accede, aventurándose a donde su padre se encontraba.

Se dice que hubo una fuerte discusión entre ellos, pues Aggayú desconocía el haber tenido un hijo, y solo fue cuando esté lo arrojó al fuego y sobrevivió que se dio cuenta de la verdad.

Yemaya llega al lugar y le termina de confirmar a Aggayú, que lo que Shango asegura, es totalmente cierto, y que es producto de aquel día, explicándole toda la situación, sin embargo, Shango no dejó de estar afectado por el abandono de sus padres.

¿Cuál es el pataki de estos dos orisha?

El pataki cuenta que Yemaya era la madre que crio a Shango, y este la adoraba profundamente en todo sentido.

Un día, Yemaya decidió tomar un tiempo sola e irse al fondo del mar, para así meditar y encontrarse con un mejor orden de ideas, sin que nadie pudiera verla u encontrarla, para que no perturbaran su retiro entre caracoles y peces.

Mucho tiempo después, comenzó a extrañar a sus seres adorados y a la tierra, por lo que al escuchar unos tambores que la invocaban a participar en la celebración, esta decide regresar al mundo de los hombres, vistiendo de gala en color azul.

Shango no la reconoció, y paso toda la noche dedicado a seducir a Yemaya con bailes y cantos, por lo que ella le tendió una trampa y lo invito a pasar a su ilé tras ver la terrible situación.

Lo llevo hasta una profundidad considerable, en donde sus remolinos de agua lograron que Shango cayera del bote sin saber nadar, mientras que ya se encontraba casi ahogado le suplicaba ayuda a Yemaya, pero este era ignorado por la dama de azul.

A punto de morir, Yemaya subió sobre las aguas y dijo “Ahora me conoces, ¡respétame!”, Shango la reconoce y le suplica perdón, a lo que ella lo salva de ahogarse.

¿Estos dos orishas pueden ser pareja?

Yemmu (madre de Shango) al tener que pasar con la embarcación de Aggayú (Padre y hermano de Shango) por el río, y no tener dinero para remunerar el gesto, se ofreció a pagar con su cuerpo, a lo que este no se negó y nació Shango del incesto entre madre e hijo.

Como mencionamos, Yemaya adoptó a Shango, por lo que si estos se llegasen a juntar como pareja, estarían cometiendo los mismos errores de los verdaderos padres del orisha Shango.

Considerando que Yemmu le dio a su hijo a Yemaya para una mejor crianza y un mejor ambiente, se considera un grave error que estos se juntaran como pareja, y que la lección no fuera aprendida, dejando el respeto de lado.

Sin embargo, es importante que tengas en cuenta que los hijos de Yemaya y los hijos de Shango si pueden relacionarse entre ellos, ya que no existen prohibiciones para los hijos.

¿Por qué Shango y Yemaya comen juntos?

Los Patakíes relatan que Shango y Yemaya siempre han comido juntos, pues de pequeño Yemaya tuvo que alimentarlo y ver por él.

Esta costumbre fue creciendo junto con ellos, por lo que nunca consideraron que tuviese algo de malo o fuera inapropiado, por el contrario, siempre se dedicaban a alimentarse mutuamente y mantenerse sanos.

Estas 2 deidades mantienen un lazo familiar muy fuerte, siendo inquebrantable, por lo que siempre se ha mostrado en la religión a ambos comiendo juntos.

Esta acción es un símbolo de la unión familiar, el respeto y el cariño, demostrando el lazo que los une y la gratitud que siente Shango ante Yemaya, a pesar de no tratarse de su verdadera madre, adorándola inmensamente sin importar las circunstancias que estén atravesando.

¿Cuáles son los ilde de Yemaya y Shango?

Los ilde son pulseras sagradas que son elaboradas por lo general a mano, para que puedan ser utilizadas con el objetivo de cumplir funciones de protección contra las malas energías y contra los enemigos.

No todos los ilde de los orishas son iguales, sin embargo, tras la unión de los oni oni (hijos de ambas deidades) se creó una mezcla para los hijos de estos orishas:

  • El ilde de Shango está elaborado en sus colores representativos, rojo y blanco.
  • El ilde de Yemaya es de un color azul con piedras blancas transparentes.
  • El ilde de los oni oni mezcla el color rojo y blanco de Shango, con el color azul de Yemaya y sus respectivas piedras.

¿Qué características tienen sus hijos?

A pesar de que Shango y Yemaya compartan lazos familiares, ambos tienen hijos con personalidades y rasgos diferentes. Las características que diferencian a los hijos de estos orishas, son las mencionadas a continuación:

  • Los hijos de Shango son de sangre caliente y son bastante coléricos.
  • Tienen gran exactitud y precisión.
  • Podrán ser violentos y altaneros.
  • Son muy paternales o maternales.
  • Son inestables en cuanto a su humor.
  • Son amantes de la justicia.
  • No olvidan las ofensas que alguien le haya causado.
  • Son personas bastante familiares y protectoras.
  • Los hijos de Yemaya suelen ser engreídos, sin embargo los de sango son amables y muy cariñosos.
  • Ambos poseen un gran espíritu de constancia y de superación.
  • Siempre llevan una actitud respetuosa.
  • Pueden ser impulsivos.
  • Los hijos de Yemaya no se dejan impresionar por un físico, por el contrario, los de Shango son muy físicos.
  • Los hijos de Yemaya no pueden sentirse dueños de la vida de un animal quitándosela.

¿Los hijos de ellos pueden estar juntos?

Si se tratase de una relación amorosa en pareja entre las 2 deidades, la respuesta sería un completo no, sin embargo, al tratarse de sus hijos, estaríamos refiriéndonos a otro tipo de unión que no conlleva al incesto.

Hasta los momentos no existe ninguna regla yoruba que prohíba que los hijos de Shango y Yemaya se junten y pudieran llevarse muy bien.

De hecho, con el tiempo, a Yemaya y a Shango se le relaciona tanto por su lazo familiar, que se les comenzó a llamar a sus hijos como “oni oni”, uniendo sus pulseras para formar un solo ilde de ambos colores, representativo de las deidades.

¿Qué tipo de tortas son para Yemaya y Shango?

Si deseas hacer una torta para estas 2 deidades, es importante que tomes en cuanta las cosas que le gustan y no le gusta a cada uno de estos orishas.

Una opción bastante sencilla es hacerles una torta de vainilla o de harina de maíz, siendo estos unos ingredientes que ambos disfrutan y no causará que ninguna de estas dos divinidades acabe ofendida o molesta.

En caso de querer realizar algún tipo de decorado sobre ella, tienes que abstenerte de hacer algún diseño basado en el mar o en animales marinos, ya que a Yemaya le parece una falta de respeto.

Esperamos que este artículo haya sido de tu agrado y que hayas podido aprender más sobre la relación de estos dos grandes orishas de la religión yoruba.

Oración a Shango
Oración a Shango
Hijos de Shango
Hijos de Shango
Ofrendas a Shango
Ofrendas a Shango
Scroll to Top